Opinión: La cultura del podio, de creativos a inventores

En los últimos dos años, muy probablemente hayas leído en infinidad de columnas o artículos sobre Uber, Airbnb, Tesla, Google, Apple, Snapchat y un par más de marcas Millennials hot. Y muy probablemente, las seguirán nombrando.

¿La razón? Estas marcas están en otra liga que el resto. Estas marcas están en el Podio. Y el Podio es un lugar donde sólo hay lugar para tres. O sea, es jodido subir. Y más jodido, mantenerse.

Cómo poner un pie en el Podio y no caerse es la gran pregunta. Yo me hago esta pregunta todos los días. Y lo que creo que hoy se necesita para estar en ese lugar de privilegio es:

Crear una cultura: La marca que admiras, seguramente tiene una cultura, que a diferencia de lo que muchos creen, no está basada en ganar dinero o crecer. Esta basada en cómo se puede significar más. Con esta filosofía, es más probable encontrar un propósito. Y si este propósito es relevante para la cultura popular, Bang! La misma gente se convierte en un medio y lo amplifica. Claro, siempre y cuando esa marca sea honesta, sea auténtica.

Un 10 por ciento de locos: Los locos que conozco, tienen la obsesión que te permite lograr cosas imposibles. Y si en tu organización, hay al menos un 10 por ciento de locos, vas a estar en el Podio. Porque los locos van contra lo que es correcto. Lo que es correcto está basado en el conocimiento, en el pasado. Por eso es seguro. Y si es seguro, es lo opuesto a la originalidad.

Pasar de ser Creativos a ser Inventores: Hoy más que nunca somos socios de las marcas. No sólo hacemos piezas de comunicación. Tenemos que pensar productos, promociones, sistemas de distribución y lo que haga falta para que los Departamentos de Marketing pasen de ser un área que es un gasto a un área que genera ganancias. Este es un cambio radical, brutal e inmediato que estamos viviendo en la industria.

Gracias por todo Brief: Gracias por traernos hasta aquí. De ahora en más, debemos seguir solos. Más que un brief, necesitamos un problema para resolver. Así podremos crear soluciones frescas, inesperadas, que cambien paradigmas, que hagan de este mundo un mundo mejor.

Tenemos ahí afuera un nuevo escenario: La frontera entre la realidad y la fantasía es cada vez más delgada. Tenemos que pensar cómo vamos a usar la realidad virtual, los drones, los hoverboards, los autos sin conductor, el live streaming, que pronto será el nuevo selfie. Y si no existe lo que necesitamos, lo inventaremos.

Pensar más como seres humanos y menos como marketineros: Sé que puede parecer obvio, pero creo que es la filosofía detrás de grandes ideas que hemos visto. Si pensamos más como seres humanos, podemos conectar más con otro ser humano. Así de simple. Así de básico. Y así podemos generar Contenido relevante, original y tan interesante, que la gente pase un tiempo con ese contenido y ojalá lo comparta.

El Content es cada vez más protagonista de los budgets porque las marcas tienen cada vez más para decir. Además de todo esto que tenemos que hacer, tenemos que hacerlo rápido, de la mano del Real Time Marketing. Porque el nuevo Prime Time son las 24 horas del día.

Desde mi punto de vista, todo esto hace que estemos viviendo un momento fascinante de nuestra industria. Tal vez, el momento de mayor incertidumbre sobre lo que va a pasar y cómo va a pasar. Y es precisamente en momentos como éste en el que aparecen las ideas que nos sorprenden. Sólo hace falta la ambición para soñarlas y la obsesión para conseguirlas.

Por: César César Agost-Carreño “Checha”, CEO de Ogilvy México-Miami y Director Regional Creativo